Cierra los ojos por un momento.

 

 Cierra los ojos por un momento, su momento de desconexión. Ese y cuando sube al lavabo y se para en las escaleras metálicas feas y oxidadas, y mira a sus compañeras trabajando en silencio a cada lado de las cintas transportadoras. En ese momento, siente una profunda tristeza por ella, y por ellas y por todas aquellas personas para las que ya se hizo demasiado tarde.

 

Ángeles trabaja 10 horas en un almacén. Habichuelas, lentejas, garbanzos… Ángeles sabe que sabor tendrán al guisarlas, sólo con verlas.

 

Ni guapa ni fea. Alta, pero no demasiado. Flaca sí. Eso mucho.

 

A su madre, y a la madre de su madre, y a todas las madres de las madres de su familia,  no pudieron ofrecerles mucho más que patatas cocidas y sopas con mucho caldo y poca sustancia. Y Ángeles, aunque no en tanta medida, también tuvo que adiestrar  su estómago para que no rugiese, y achicarlo, muy pequeñito, para que con poco se contentase. Por eso Ángeles empezó pronto a trabajar en el almacén de legumbres y desde el día que se pusiese aquel delantal con 16 años, ya nunca, hasta el día de hoy, volvería a quitárselo.

 

Ángeles siempre fue mujer seria, de hablar poco y de hablar dulce. Jamás causo problema alguno, ni tuvieron queja de ella los jefes o las compañeras. Siempre fue muy trabajadora, y nunca se quejó.

 

Cuando estudiaba no le iba mal. Tampoco esperaban mucho en casa, y si alguna vez destacó en alguna materia, su padre se limitó a decir “bien” y su madre “para eso vas al colegio”. Y al principio de cada curso, siempre decían… “ tantos libros… tantos libros… con la falta que nos hace el dinero en casa”.

 

Pero de eso hace muchos años. Ahora tiene 25. Y tal vez el año que viene la pongan a empaquetar, en la máquina nueva del almacén. Se lo dijeron el otro día… “Ángeles niña. Hoy te vas a casa con una buena noticia”.

 

Y así se fue a casa, y se lo dijo a su madre, que le apretó las mejillas con emoción y sincera felicidad, y con los ojos empañados por la buena suerte de su hija… “¿Tu ves? Y en 5 años más, encargada del grupo de inicio!, que ya te lo estás mereciendo. Pero estas cosas van muy lentas, hija. Mírame a mí, que empecé donde tú y casi llegué a supervisora. Hasta que las malditas varices enraizaron en mis piernas… que si no!! Ay mi niña! Que orgullosa estoy de ti!”

 

Y Ángeles sonríe con cariño. Y con lástima, mucha lástima. Lástima por los ignorantes, y por los esclavos, y  por los sumisos,  y por los cobardes… siente lástima de su madre porque así la siente, ignorante y profundamente infeliz. Y Ángeles está muy tranquila, pues sabe que a perdido 10 años porque la vida nunca la invitó a pasar… pero siente que se está acabando. No, no es correcto. Lo que siente es que se está empezando. Se lo dice su pulso acelerado. Sus ojos cuando despierta cada mañana, buscando la luz con la misma ansia con la que buscamos el aire después de sumergirnos bajo el agua. Se lo dice el grito continuo que reprime y que ya no puede contener más.

                           – No madre. Yo no estaré en esa máquina el año que viene.

 

 

 

otros cuentistas en

http://cuentacuentos06.spaces.live.com

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. emilio dice:

    como siemrpe me paso por aca y leo tus cuentos… son muy buenos
    Te felicito! garcias por los comentarios que dejas, sé que son de buena gente y por eso exagerados.
    besos desde buenos aires
    emilio

  2. Elena dice:

    Muy interesante, y me encanta cómo lo has escrito… Mil besos

  3. javier luis dice:

    ey muxas gracias x felicitarme jejejejeje y x comentar en mi space, molto grache jejeje
     
    bueno pos la verdad es leyendo esta historia yo creo k no debemos conformarmos con lo k tenemos siempre y cuando podamos crecer sin hacer el mal xk si creces pisoteando a las personas k tenes al aldo a veces no nerece la pena pero si no pos k mejor k aprender y crecer y crecer como persona ,
     
    ah vi lo del centro comercial , esta guay eh , te debio costar un pokito de tu tiempo , me imagino. bueno muxisimos besitos y k te vaya bene , hasta otra

  4. victor dice:

    Romper con la vida y saltar hacia adelante… labor de valientes o de inconscientes…sólo unos pocos se llevan el premio, pero lo merecen…y hay que saber contarlo así.
    Un beso.

  5. Nanim63 dice:

    Me conmovió tu historia, retrataste muy bien los pensamientos y sentiimientos de la protagonista y le diste el final deseado: que rompa el círculo.

  6. be dice:

     
     y sigue levantándose cada mañana para oler el agrio sonar de la ciudad y pelearse con la gris ventisca…. ¿puede haber mayor logro que ése?
     

  7. Unknown dice:

    Welcome to enter (wow gold) and (wow power leveling) trading site, (wow gold) are cheap, (wow power leveling) credibility Very good! Quickly into the next single! Key words directly to the website click on transactions!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s